17:55h. Martes, 12 de noviembre de 2019

Cerqueros de Golfo de Cádiz vuelven a faenar tras veda alargada por temporal

Los alrededor de 80 barcos de la modalidad de cerco que faenan en el Golfo de Cádiz han regresado hoy al trabajo tras cumplir con una veda de 60 días para la regeneración del caladero que se ha visto un poco alargada por el temporal de viento y agua registrado la semana pasada.

Pese a que el sector podría haber retomado su labor el pasado viernes 1 de febrero las condiciones climatológicas se lo impidieron y no ha sido hasta hoy cuando sus barcos han vuelto a salir a la mar.

Fuentes del sector han dicho que el regreso se ha realizado "con muchas ganas" ya que "después de dos meses de parada lo que queríamos era volver a trabajar".

Confían en que esta temporada sea mejor que la de 2018, difícil principalmente por los repartos de cuota de las que son sus principales especies que, en nada satisficieron a la flota; fundamentalmente la de la sardina, que fue escasa hasta el punto de retrasar la captura y centralizarla en los meses de verano para lograr más rentabilidad.

Sin embargo, con respecto a este tema, aún desconocen el tope de capturas que tendrán este año, que consideran no puede rebajarse con respecto a 2018.

El fin de la veda, acordada con el Gobierno central, supone la vuelta al trabajo de alrededor de 900 marineros que a lo largo de estos dos meses han estado en el desempleo, ya que se ha llevado a cabo sin que el sector haya contado con ayuda alguna.

Las embarcaciones que se dedican a esta modalidad en el Golfo de Cádiz están localizadas en los puertos onubenses de Punta Umbría e Isla Cristina y en los gaditanos de Barbate y Sanlúcar de Barrameda, y sus capturas principales son la sardina y el boquerón.