13:32h. Martes, 17 de septiembre de 2019

El Gobierno de España estudia la recuperación de los terrenos públicos ocupados en la Laguna de La Janda

Se ha abierto un expediente de investigación y recuperación de oficio del dominio público estatal del humedal tras la petición de varias ONG.

La Subdirección General de Patrimonio del Estado ha notificado a Ecologistas en Acción la apertura del expediente de investigación y recuperación de oficio del dominio público estatal de la Laguna de La Janda, la que fue la mayor laguna del país que lleva décadas soportando un uso privado a pesar de ser un bien público.

El colectivo ecologista, que ha dado a conocer este hecho a través de una nota de prensa, valora "positivamente" esta decisión que contrasta con la "inacción" de la Junta de Andalucía.

Esta decisión, "de enorme trascendencia", se inicia a raíz de la solicitud realizada por diversas ONG (entre ellas, la Asociación Amigos de la Laguna de La Janda, Ecologistas en Acción, SEO-BirdLife, Agaden, Fundación Savia, Ríos con Vida y Red Andaluza de la Nueva Cultura del Agua) a la Dirección General de Patrimonio del Estado para que se procediera a la recuperación de la posesión y el pleno dominio de los terrenos deslindados de la Laguna de La Janda y las lagunas asociadas de Espartinas, Rehuelga, Jandilla y Tapatanilla, situadas todas en la provincia de Cádiz, como parte del dominio público hidráulico estatal.

Estas lagunas formaban el mayor complejo lagunar de España, que fueron objeto de diversos proyectos de desecación a lo largo del siglo XX mediante concesiones a particulares que no llegaron ejecutarse, por lo que las obras de desecación fueron culminadas por el propio Estado con la construcción de drenajes y de diversos embalses en la cuenca del río Barbate.

Un reciente estudio jurídico-administrativo ha desvelado que el deslinde se determinó en 1957, de acuerdo con los límites de la máxima inundación acaecida en 1955, extendiéndose por 9.039 hectáreas que se declararon dominio público hidráulico. En 1964 se procedió, mediante el Decreto 2592/1964, al rescate y finalización de la concesión para la desecación de los terrenos deslindados y a la reversión de los terrenos de los humedales otorgados en concesión. Mediante sentencia firme del Tribunal Supremo (TS) de 23 de noviembre de 1967, se reconoció el rescate concesional, el deslinde practicado y el carácter de propiedad pública de la Laguna de La Janda y las otras lagunas adyacentes.

Aunque el deslinde y el rescate concesional fueron validados por el TS, los terrenos de estas antiguas lagunas siguen en manos privadas, a pesar del carácter inalienable, inembargable e imprescriptible de los bienes demaniales. Incomprensiblemente, las distintas administraciones públicas competentes –el Gobierno de España y la Junta de Andalucía- han permitido esta apropiación privada de terrenos públicos, autorizando incluso el riego de los mismos y la percepción de subvenciones de la Política Agraria Común (PAC) a un reducido número de personas y empresas que no tienen concesión de ningún tipo para cultivar estos terrenos de dominio público.

Ecologistas en Acción valora "muy favorablemente" esta decisión del Gobierno de iniciar el expediente de recuperación posesoria y del pleno dominio de los terrenos deslindados de la Laguna de La Janda y el resto de lagunas asociadas de la cuenca del Barbate, y de investigar la situación de los bienes y derechos que presumiblemente pertenezcan a su patrimonio.

"Esta actuación contrasta con la de la Junta de Andalucía, que a pesar de los numerosos requerimientos realizados, se ha negado a adoptar medida alguna para iniciar la recuperación de unos terrenos de dominio públicos cuya gestión tiene transferida".

Según Ecologistas en Acción, "el gobierno autonómico ni siquiera ha respondido a los diversos escritos que se le han enviado. Esta actitud, además de demostrar una negligencia sin precedentes, podría ser constitutiva de sendos delitos de prevaricación por omisión y de malversación de bienes públicos".